Estrategia Defensorial Andina para la Protección Integral de las Víctimas Sobrevivientes de Trata de Personas

 

La Trata de Personas representa una problemática compleja que ha sido abordada desde diferentes perspectivas y considerada como una grave vulneración de los derechos humanos.

Es un tema asociado estrictamente con la seguridad y el crimen organizado al constituir un delito, y es creciente la tendencia a calificarla como negocio ilícito. Este fenómeno se cruza con otras problemáticas, entre las cuales se pueden mencionar: migración interna y externa, explotación de la persona, desigualdad y violencia de género, y cuestiones culturales que en ocasiones fomentan situaciones de violencia y explotación, economía ilícita o informal, entre otras.

dpe ecuador_DIAGNÓSTICO Y ESTRATEGIA REGIONAL ANDINA DE TRATA DE PERSONAS

Enfoque de Derechos humanos y las lógicas de seguridad y control

La trata de personas y el tráfico de migrantes son dos formas de vulneraciones de derechos que contemplan múltiples dimensiones, intervienen una gran cantidad de actores y parte de diferentes causas, como las inequidades y la pobreza asociada, migraciones irregulares e inseguras, o las violencias, entre otras, afectando principalmente a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres.

Save the Children trabaja bajo la visión de un mundo en el que toda forma de violencia contra la infancia y adolescencia no sea tolerada y que garantice la protección de todos sus derechos. La problemática de la trata de personas con fines de explotación sexual y/o laboral y el tráfico de migrantes son consideradas unas de las peores formas de violencia que afectan a la infancia y adolescencia.

Entre el enfoque de derechos humanos y las lógicas de seguridad y control FINAL (1)

Día mundial de la Persona Refugiada y Desplazada 

 Campaña por la Hospitalidad

EN TIEMPOS DE MUROS HACEMOS PUENTES

La persona Refugiada y Desplazada en muchas ocasiones sufre injusticias y estigmatización. En su cotidianidad es negada su humanidad.

En ocasión del Día Mundial de la persona Refugiada y Desplazada quienes apoyamos la Campaña por la Hospitalidad invitamos desde Latinoamérica y el Caribe, a asumir el reto de seguir promoviendo la Humanidad de todas las personas y en particular de aquellas que sufren debido a los discursos, prácticas de estigmatización y la implementación de políticas con enfoque de securitización.

La Hospitalidad es una interacción que permite humanizar a quienes participan de ella.

Una mirada desde el norte hasta el sur del continente.

Uno de los corredores migratorios más transitados del mundo y donde se destaca la diversidad de flujos migratorios y las múltiples causas de estos se extiende desde Centroamérica, a través de México, hasta EE.UU. Aproximadamente 400,000 personas transitan cada año por México y según organizaciones de la sociedad civil, estiman que 150,000 tienen necesidad de protección internacional.

En México entre el 2015 y 2016 las solicitudes de asilo presentaron un incremento del 156%. Sin embargo, la protección que el gobierno mexicano ha concedido a casi 3 mil personas en 2016 está muy lejos de ser una respuesta acorde a la necesidad de protección de miles de personas, más aún si se contrasta con las deportaciones, que sólo en 2015 fueron de más de 165,000.

En Costa Rica, se presentaron 4.470 solicitudes de refugio, el doble de lo registrado en 2015 de acuerdo a la ACNUR. Se estima que para este 2017 las nuevas solicitudes de protección internacional en Costa Rica, crecerán entre un 35% y 45%, en particular de personas salvadoreñas, hondureñas y venezolanas, así como de personas extra-continentales que han venido en ascenso.

En la frontera colombo-panameña persisten flujos migratorios irregulares asociados a la trata y tráfico de personas, el narcotráfico y la vinculación de niños, niñas y adolescentes a grupos armados ilegales.

En Colombia el desplazamiento forzado interno sigue siendo realidad en muchos territorios. Aunque el proceso de paz con las FARC-EP ha disminuido considerablemente los índices de violencia, nuevas conflictividades han estado emergiendo en el país dejando a la luz retos humanitarios muy grandes de cara al periodo de pos acuerdos como: las acciones armadas del Ejército de Liberación Nacional (ELN); la reorganización y consolidación de los Grupos Paramilitares Pos desmovilización; el auge y afianzamiento de mega-proyectos de desarrollo y economías extractivas. Sigue siendo además una tarea pendiente, pese a las políticas existentes en la materia, la atención y reparación integral de millones de víctimas, incluidas aquellas que han debido huir del país a causa del conflicto y para las cuales no hay planes ni programas específicos. A lo anterior se suma que poco a poco Colombia se ha convertido en un país de destino de personas con necesidad de protección internacional, en especial de venezolanos, una nueva dinámica que ha cuestionado y planteado serios retos a la capacidad de respuesta efectiva a nivel normativo e institucional del Estado.

En Venezuela la agudización de la crisis socio-política y económica sigue generando movimientos forzosos de venezolanos particularmente hacia países de América Latina, EE.UU y países europeos, convirtiéndose en el éxodo de migrantes forzados más novedoso de la región. En general todos los países de la región reportan la llegada masiva de personas de éste país, y comienza a ser palpable que los migrantes venezolanos están quedando, en la mayoría de los casos, fuera de los sistemas de protección de los Estados al no ser reconocidos como refugiados sufriendo un estado de indefensión y vulnerabilidad. Día mundial de la Persona Refugiada y Desplazada 20/06/2017.

En Ecuador persiste el flujo de colombianos y haitianos en condición de vulnerabilidad, sobre todo, estos últimos en tránsito hacia otros países, en tanto que su ingreso como su estadía regular en el país presentan dificultades. Del mismo modo, se evidencia un aumento de la presencia de venezolanos en busca de protección internacional, quienes finalmente han sido inadmitidos al proceso, ya que el Estado ecuatoriano no reconoce la presencia de un conflicto en ese país; evidenciando un enfoque de seguridad que desconoce los tipos de persecución previstos por la Declaración de Cartagena de 1984 y exponiendo a estas personas a riesgos muchos más altos de deportación y abusos de la autoridad migratoria.

En promedio mensualmente 423 personas cruzan la frontera colombo-ecuatoriana en busca de protección internacional, en esa dinámica, apenas 60.524 personas han logrado el estatus de refugiados hasta Enero de 2017, de una población de más de 226.000 solicitantes de asilo.

¡Hacemos eco a un llamado que nos une!

Vemos con preocupación en toda la región: el aumento de las solicitudes de asilo, el incremento del número de detenciones y deportaciones con relación a la poca capacidad Estatal y la falta de un marco legal garante de los derechos para los migrantes; igualmente la persistencia de escenarios de inseguridad y precariedad que afectan a los migrantes forzados que están en toda la región.

Como respuesta a la realidad aquí reseñada vemos la necesidad de hacer un llamado al uso de una definición más amplia sobre refugio a fin de proteger a todas las personas que de facto son violentamente forzadas a una migración.

Es deber de todo los países en Latinoamérica y el Caribe establecer medidas de protección y prevención para aquellas comunidades profundamente amenazadas por las nuevas violencias; avanzar hacia soluciones estables y duraderas que les permita reconstruir sus proyectos de vida en armonía con los territorios y de cara a un desarrollo económico con un rumbo ambientalmente sostenible y socialmente equitativo; y garantizar la vida de los migrantes forzados que huyen de sus países de origen por situaciones de violencia social generalizada, por políticas económicas erróneas y por violación sistemática de DD.HH.

Allí donde nacen muros de exclusión, securitización, desconfianza y xenofobia, reiteramos la invitación para construir más y más puentes de Hospitalidad, Humanidad y fraternidad.

En tiempos de muros, Hacemos puentes.

Migrantes, desplazados y refugiados están buscando una vida mejor. La Hospitalidad es el camino para acompañarles en este propósito. La Hospitalidad: una relación que nos Humaniza.

Para mayor información: rjm.hospitalidad@sjrlac.org http://www.historiasdehospitalidad.com/

 

La Iglesia Católica en el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes en 1992 a través del Pontificio Consejo Cor Unum incorpora el concepto “ refugiado de facto”, el cual hace referencia no sólo a toda persona perseguida a causa de su raza, religión pertenencia a grupos sociales o políticos sino también la contenida en la Declaración de Cartagena donde se considera a “toda víctima de los conflictos armados, de las políticas económicas erróneas o de desastres naturales, y, por razones humanitarias, todo desplazado interno, es decir, cualquier civil desarraigado por la fuerza de su hogar por el mismo tipo de violencia que genera refugiados.”

V Congreso latinoamericano sobre la trata y tráfico de personas

El V Congreso Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas se realiza en el marco del Observatorio Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de personas (ObservaLAtrata), una entidad de participación abierta y plural de múltiples actores que observan el fenómeno de la trata y el tráfico de personas desde una perspectiva de derechos humanos, de género y generacional y de acceso a la justicia, que reúne a más de 121 miembros en catorce países de Latinoamérica y el Caribe.

Este evento fue organizado por el Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la PUCP (IDEHPUCP), en conjunto con Capital Humano y Social Alternativo (CHS Alternativo).

El equipo del SJR Ecuador coordinó el apartado conformado por FLACSO, FUNDACIÓN QUIMERA, FUNDACIÓN NUESTROS JÓVENES y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Asimismo, es importante mencionar que el dia numero tres, en la ponencia participó la Dra. Gioconda Herrera de FLACSO de Ecuador. La especialidad de nuestra representante es la investigación en el estudio de las desigualdades sociales en la globalización, especialmente a través del análisis de las migraciones internacionales.

Este congreso impulsó  a través de un espacio de intercambio de conocimientos y experiencias, el diálogo y discusión entre la academia, las organizaciones de la sociedad civil, las propias víctimas de los delitos, las empresas privadas y las autoridades públicas sobre las complejidades de la trata y el tráfico en la región latinoamericana y caribeña.Tomando en cuenta la necesidad de acercar a la academia, sociedad civil, las propias víctimas de los delitos e instituciones públicas y privadas, el V Congreso busca constituirse en un espacio de diálogo articulado entre estos actores mediante una metodología de participación activa.

 

 Más información: http://observalatrata.com/

Propuesta -Grupo articulador regional del plan de acción de Brasil (GAR-PAB)

El Grupo Articulador Regional del Plan de Acción Brasil (GAR-PAB) con el objetivo de implementar el Plan de Acción Brasil (PAB) determinó como uno de sus propósitos la Protección Internacional y la materialización de los derechos de las víctimas en la región, especialmente las colombianas. La organización considero importante el trascendental momento que se vive en este país a propósito de los acuerdos de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP .Por consiguiente, el Grupo decide conformar una comisión (TAREA), encargada de impulsar la cooperación entre organizaciones civiles de los países de acogida de población colombiana refugiada, para la petición de soluciones duraderas y el acceso a los derechos de la verdad, la justicia y la reparación.

Tras la alta tasa de migración ocurrida en el 2013, el GAR-PAB considera realizar un Encuentro Regional de Víctimas Colombianas en el Exterior entendiendo que la ausencia de espacios de participación efectiva para las víctimas en el exterior limita la capacidad de diálogo institucional para la implementación y seguimiento de la política pública al desconocer la condición de sujetos políticos de las víctimas.

La construcción de la paz y la implementación de los acuerdos requieren generar espacios de encuentro de las víctimas en la región, fortaleciendo sus procesos de organización y articulación.

 

 

Educación continua para refugiados

El equipo del SJR visitó la Universidad Politécnica Estatal del Carchi con el objetivo de realizar un acercamiento para la ejecución de un proyecto dirigido a dictar cursos de educación continua para las personas en condición de movilidad humana. De esta manera la educación permita fortalecer el conocimiento sobre sus derechos y el sistema de protección internacional.

El director del SJR, Fernando López explicó el proyecto binacional, con el aval académico de la Corporación Universitaria de Nariño  y la UPEC. Asimismo explicó  la finalidad de estructurar un proceso de formación a desarrollarse en aproximadamente seis o siete meses,  que busca fortalecer las capacidades de las personas refugiadas en el Ecuador y desplazadas en Colombia.

La misión es que a través de esos procesos organizativos  y de formación, las personas adquieran capacidades autónomas para fortalecer sus proyectos de vida y su capacidad para emprender nuevas cosas, en un país que los alberga en medio de muchas dificultades.